lunes, mayo 26, 2008


INCENDIO EN LA BAHÍA


Un abrazo de fuego incitó
a fundirnos en arreboles mágicos,
naranjas encantados,
que pintó Dios en el ocaso.

Género de escarlatas pasionales
acurrucaron nuestras vivas manos
en anteriores poemas de la orilla
con un celo trágico.

Nuestros cuerpos, arabescos de ensueño
formaron parte del paisaje pardo
y en llamas me dijiste muy quedo…
¡ Te amo!.

Las rocas enmarcaron la pasión del momento
coloreamos el cielo con amores
que elevaron espacios


¡El mar se incendió!
atmósfera fetiche de la tarde
derivó en besos y acunados destellos
del agua tibia en el oleaje.


SUSANA RODRIGUES TUEGOLS
Copyright ©

1 Comentarios:

At 29/5/08 18:34, Blogger amarilloconnegro dijo...

es como si en tus manso el lapiz fuera pincel, y cualquier pedazo de papel un bastidor... pues logras plasmar con palabras cosas que talvez mas nadie pueda hacer...
DIOS TE BENDIGA SUSANA...SE
LO RUEGO..

 

Publicar un comentario

Links relacionados:

Crear un vínculo

<< Inicio