martes, diciembre 21, 2010

REFLEXIÓN


REFLEXIÓN

Me soleé en la cama
frente al mar discreto
y arrugué la almohada
hacia mis adentros.

Volteé la sonrisa
contra un horizonte
que caía en vano
cual cruel comunión…

“Jamás un hechizo
puede hacerte daño,
jamás te regales
tu dignidad vale”
me dije ,
y tranquila
expiré las rosas
que aportaban pétalos
de carbón

SUSANA RODRIGUES TUEGOLS

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links relacionados:

Crear un vínculo

<< Inicio